ABUELA A LA ÚLTIMA EN CANTABRIA DMODA

REFLEXIONES DE UNA ABUELA EN TIEMPOS DE COVID

abuela a la ultima mirando al mar en suances
El futuro es incierto pero necesitamos mantener la ilusión intacta.

Creo que no va a poder ser. No como querríamos. No como lo hacíamos hace unos meses. No podremos relacionarnos con normalidad durante un periodo largo de tiempo. Esto se alarga. No queremos, pero es así. Ni en nuetras peores pesadillas imaginamos nada peor. Pero está ocurriendo. Hoy. Y hay que asumirlo, nos guste o no. Es nuestra realidad.

Incertidumbre? Sí. Miedo? No. Precaución? Siempre.

No es nada fácil mantenerse optimista cuando todo parece ponerse del revés. Cada día hacemos un gran esfuerzo para mantenernos positivos y no dejarnos llevar por la tristeza y las malas noticias. Pero las malas noticias no cesan y es necesario, primordial, que eso cambie.

Que podemos hacer mientras tanto? No bajar la guardia ante el virus que nos ha cambiado la vida para siempre. A lo que todos ya sabemos- mascarilla, distancia de seguridad, higienen y lavado de manos y evitar en lo posible reuniones con personas no convivientes-, hemos de añadir mantener la ilusión y la esperanza de que todo va a ir mejor y seguir celebrando la vida. Dificil? Muchísimo.

Porque la situación nos asusta y hasta nos desborda. Porque es ” monotema”, dirige nuestras vidas en todas sus vertientes: trabajo, salud,conciliación familiar, economía, ocio, tiempo libre…

Porque casi todos conocemos a alguien que está afectado por la enfermedad o por la situación económica ( incluso nosotros mismos)…todos estamos preocupados, y mucho.

Pero como el tiempo no se detiene, con virus o sin él, debiéramos celebrar las pequeñas grandes cosas de la vida, aún con unos pocos, los más cercanos. Una graduación, un aniversario, un nacimiento, una buena noticia al salir del hospital,un nuevo trabajo, un cumpleaños…Porque la vida son subidas y bajadas; risas y llantos; ahora y siempre, pero en estos momentos cobra más sentido que nunca.

Y aunque veamos el horizonte negro (sí, hay dias malos) no permitamosque el virus nos arrebate más de lo que ya lo ha hecho hasta ahora.

Todo eso y mucho más lo podeís leer en Cantabria  DModa de  http://www.eldiariomontanes.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *