ABUELEANDO

Abuelear es una palabra que utilizo cuando cuido de mis nietos. Consiste en: prepara comidas ricas y/o bocadillos apetitosos, peinar/asear y perfumar en exceso, comprar chuches y/o cromos, jugar al escondite inglés (aunque no me apetezca), ver la serie los Thunderman ( o como se llamen) cincomilquinientas veces ( como si me gustase), tener siempre,  siempre gusanitos en el armario de la cocina, pedirles que se laven los dientes treintaycuatro veces al día y que beban agua cientocinquenta…llevar en el bolso tiritas de animalitos para los rasponazos, toallitas húmedas y no se cuantas cosas más.

Valentina y Nicolás disfrutan con nosotros, y nosostros con Ellos mucho más.

 

Explicarles el significado de porqué eso si y eso no…

Hoy le ha tocado al abuelo dar una lección de pesca de río a Nicolás, que quiere aprender, mientras Valentina construía un puente de piedras y yo hacía mil fotos  para tener unas pocas decentes…

El maestro y el alumno.

Después parque y helado, a que es un buen plan para una tarde de sábado?…por cierto, no han pescado nada pero Nico dice que Él ya sabe  y que otro día picarán las truchas…menos mal que tengo cena preparada.

Hermanos y cómplices.

” El maestro deja una huella para la eternidad; nunca puedes saber cuando se detiene su influencia.” 

                                                               Henry Adams.

Un comentario en “ABUELEANDO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *