ABUELEANDO

Abuelear es una palabra que utilizo cuando cuido de mis nietos. Consiste en: prepara comidas ricas y/o bocadillos apetitosos, peinar/asear y perfumar en exceso, comprar chuches y/o cromos, jugar al escondite inglés (aunque no me apetezca), ver la serie los Thunderman ( o como se llamen) cincomilquinientas veces ( como si me gustase), tener siempre,  siempre gusanitos en el armario de la cocina, pedirles que se laven los dientes treintaycuatro veces al día y que beban agua cientocinquenta…llevar en el bolso tiritas de animalitos para los rasponazos, toallitas húmedas y no se cuantas cosas más.

Valentina y Nicolás disfrutan con nosotros, y nosostros con Ellos mucho más.

 

Explicarles el significado de porqué eso si y eso no…

Hoy le ha tocado al abuelo dar una lección de pesca de río a Nicolás, que quiere aprender, mientras Valentina construía un puente de piedras y yo hacía mil fotos  para tener unas pocas decentes…

El maestro y el alumno.

Después parque y helado, a que es un buen plan para una tarde de sábado?…por cierto, no han pescado nada pero Nico dice que Él ya sabe  y que otro día picarán las truchas…menos mal que tengo cena preparada.

Hermanos y cómplices.

” El maestro deja una huella para la eternidad; nunca puedes saber cuando se detiene su influencia.” 

                                                               Henry Adams.

MADRE NO HAY MÁS QUE UNA

No soy muy de celebrar cada día “especial” de una forma determinada, si se presenta la ocasión,  perfecto, si no, no pasa nada, otra vez será. Creo mas bien en el día a día, en compartir tiempo (uno de los bienes más escasos a día de hoy) , con quien quieres , decirles  a menudo cuánto les amas y estar cuando te necesitan. Valeee…se acepta un detallito.

Soy madre. De una chica de 38 años que es madre a su vez.  Con Ella aprendí mucho más que con cualquier libro. Aprendí a esperar, a organizar, a priorizar, a curar, a calmar, a amar sin esperar nada a cambio…

Ella es la suerte de mi vida.

Ser madre es una forma de vida ( no exagero). Pasas de ser tu prioridad a vivir por y para ese pedacito de vida que duerme en su cuna. En mi escala de preferencias un hijo ocupa la primera posición SIEMPRE. Un hijo lo cambia todo, desde lo más trivial: ocio, rutina o tiempo libre hasta la manera en que percibes el resto del mundo. Te descubre el amor más intenso e incondicional, y activa todos tus miedos e inseguridades. Pero compensa, y mucho…al menos a mi. No puedo describir con palabras sentimientos tan grandes como los que se instalan en tu corazón de por vida al ser madre. A veces pienso como sería mi vida si no tendría una hija, y por tanto, nietos… sería feliz sin conocerlos? …lo cierto es que ya no concibo mi vida sin Ellos.

Mi hija Isabel me dio dos nietos,los mellizos Valentina y Nicolás.

Hoy, festividad del Día de la Madre he visitado a la mia para decirla que todos estamos bien, que no se preocupe por nada, mis hermanos y yo tenemos salud y las familias que hemos formado están bien también, la he puesto flores nuevas, y a papá tambien,  y la he dicho que volveré en unos días…

   “Las madres siempre tienen ese encanto secreto de tratarnos 

                  como un niño”. Reinaldo Arenas.

 

 

MODA: COMPRA, RECICLA, REUTILIZA

Hoy escribo sobre MODA para nosotras, las chicas. Pero no de la que llena los escaparates de las tiendas ,sino de la que todas tenemos en nuestra casa. Si, esa que cuelga en tu armario lleno de “nada que ponerte”.

Nuestro armario

Muchas de nosotras, cada mañana, abrimos el armario con la esperanza de descubrir algo nuevo y no acabar poniéndote las mismas prendas una y otra vez. Con un rápido vistazo decidimos que lo mejor es vestirse con colores neutros, fácil de combinar, cómodo y que aguante nuestro ritmo de vida y trabajo hasta la tarde, o al menos, hasta que regresemos a casa. El tema empeora si te surge una cita inesperada, unas cervezas con amigos o una cena más formal y te gusta verte un poco más arreglada, te ocurre a ti?

Estilo+ comodidad

Creo que el equilibrio entre llevar leggins y jersey oversize toda la semana o ir demasiado incómoda está en hacer unos pequeños cambios que no te roben demasiado tiempo, valor muy escaso en los tiempos que corren, y reutilizar para la vida diaria esas prendas que guardas en el fondo de tu armario y no cuentas con ellas, salvo para ocasiones formales: bodas, comuniones, graduaciones  y otros eventos.

¿Y si sacamos del armario ese vestido con el que acudiste a una boda ( con  tocado incluido) y le damos un aire rockero con unas botas cowboy y una cazadora de polipiel? Y si añadimos  una sudadera de algodón para cuando refresque?..

Tus vestidos preferidos pueden tener mil destinos.

¿Y que me dices de ese traje de blazer y pantalón que llevaste a la comunión de tu hijo/nieto ?,  cambia tu top festivo por una sudadera o camiseta y tus tacones por unas zapatillas deportivas, deja tu bolso de mano y saca del armario ese otro  que te va tan bien  con todo el look…et vòila!!! nueva vida a muchas de tus prendas olvidadas.

Tu traje preferido es todoterreno.

No te olvides de ese conjunto chulísimo que estrenaste en la boda de tu mejor amiga con taconazos y clutch ( y que te favorece tanto), cambia los tacones por algo más cómodo y tu bolso de mano por uno más casual y a la calle!!!

¿Tu traje más serio para una reunión de trabajo no le llevarías “de cervezas” con tus amigos?… enfúndate una camiseta (éste año las rayas arrasan) , unas deportivas y cambia tu bolso ( o no), anúdate un pañuelo si quieres para darle un toque más personal  y lista!!!

La seriedad de un traje negro necesita algunos cambios.

Puede que al principio te veas “rara” pero créeme, sucumbirás a la comodidad y al reciclaje de gran parte  de tu armario. La moda actual nos guía hacia un consumo responsable y debemos tomar nota. 

Afortunadamente, las tendencias van por ese camino; vaqueros rotos combinados con blusa festivas, chándal de algodón con gabardinas tradicionales, vestidos con deportivas multicolores, lentejuelas a cualquier hora del día, las calles hablan por si solas en lo que a moda se refiere. El mundo está cambiando y nosotros debemos cambiar con El.

Te propongo un ejercicio:  cuando decidas comprarte ropa, visualízate con ella en más de una situación, combinada con otras prendas que ya tengas en casa y complementos diferentes, más sport…te ves?, pues entonces es que es una buena opción, aprovechar y reutilizar sin renunciar a verte guapa ni a un gasto excesivo que no amortices después.

     COMPRA MENOS, HAZ QUE DURE, ELIGE BIEN.

        VIVIENNE  WESTWOOD