ES TIEMPO DE NAVIDAD:VÍVELA

ABUELA A LA ULTIMA CON LUCES DE NAVIDAD

TIEMPO DE NAVIDAD

Y así, como si nada,la Navidad ha llegado un año más. Ruidosa, luminosa y fría en las calles; cálida, melancólica y nostálgica en los hogares.

Este año se me ha pasado volando, como casi todos últimamente, a pesar de lo que nos ocupa en casa: consultas, pruebas, más pruebas, tratamientos y resultados. El año comenzó con sospechas de un tropiezo en la salud de el abuelo y esta ha sido nuestra hoja de ruta.  Con ese pronóstico, recibimos a la primavera, tranquilos y sabiendo que estamos en las manos de los mejores profesionales. Pequeñas excursiones es lo que hemos hecho, cerca de casa y centrados en lo importante, la salud.

El abuelo se dirige a recibir su tratamiento de radioterapia en el hospital Valdecilla.

La primavera dio paso a el verano, este se presentó caluroso y seco, los baños en el mar han sido épicos( al menos por mi parte) . No me canso de dar gracias a la vida por tener el mar tan cerca de casa, es una suerte y un privilegio que en apenas diez minutos pasemos del bullicio y las prisas de la ciudad a disfrutar de aire renovado  con los pies en la arena y la brisa del mar acariciándonos el rostro. No recuerdo ningún verano en el que nos bañásemos tanto y que pasásemos tanto tiempo en la playa perfectamente equipados con sillas, sombrilla, bolsa nevera,más bolsas, gafas y sombreros para protegernos del sol,vamos unas cositas de nada para pasar el día hasta que se esconde el sol disfrutando de amigos y de ese cantábrico maravilloso.

Este verano el mar ha estado a una temperatura fantástica, invitando al baño a todas horas.

 

. Pero como cada final de  verano, el otoño llamó a la puerta pidiendo paso, y llegó tardío, casi como de puntillas, sin querer hacer ruido pero reclamando su lugar; y se instaló en los arboles dejandoles en cueros, en los ríos aumentando su caudal y su ruido, en los montes tiñéndoles de ocres, verdes, marrones y amarillos, y en las calles dando al gris su protagonismo.

Los árboles han perdido parte de sus hojas, tiñéndose de colores de otoño.

Ahora, está llamando a la puerta la señora de las Nieves que nos trae bajo su manto  la Navidad; luces, ilusión,magia, reencuentros, familia,deseos y nostalgia. Luces que con sus destellos iluminan calles, pueblos y ciudades.

El abuelo disfruta del ambiente navideño como un niño.

Ilusión, la de pequeños y mayores, que ansiosos y expectantes disfrutan de espectáculos y animación a la espera de juguetes y regalos.Magia por creer con fe en los nuevos comienzos.Reencuentros que hemos esperado durante meses, y nos roban besos, abrazos y nos arrancan carcajadas que templan el alma.Familia, con sus luces y sus sombras, son el puntal sobre el que   edificamos nuestra vida.Deseos, que llevan un ruego por nosotros pero sobre todo, por nuestra gente. Y nostalgia, por aquellos días de la niñez en que todos los que amábamos estaban sentados en torno a la mesa: padres, hermanos, tíos, primos y abuelos. Otro año más, otra vuelta al sol y es la vida misma la que nos lleva en volandas y no se detiene.Vivamosla  como un tiempo de aprendizaje, de dar y recibir amor.

Navidad en Torrelavega

!Que la Navidad no sea una temporada, sea un sentimiento!!!

                                                    !!FELICES FIESTAS!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *